Nueva ley contra la usura gana terreno

Expertiza
Expertiza Noticias

La reciente aprobación por parte de la Cámara Diputados del proyecto de ley sobre usura, impulsado por el diputado Daniel Peña del Partido de la Gente, representa un paso significativo para los uruguayos que se encuentran en la «lista negra» de deudores.

Esta nueva legislación, que ahora pasa a la Cámara de Senadores para su consideración, propone modificaciones sustanciales a la Ley 18.212, que fue aprobada durante el primer gobierno del Frente Amplio.

 

Tabla de contenidos

 

Hechos claves
  • La Cámara de Diputados aprueba un proyecto de ley sobre usura.
  • El proyecto modifica la Ley 18.212, reduciendo las tasas de interés abusivas.
  • Se propone una tasa media para créditos al consumo del 35%, una reducción significativa.
  • La ley prohíbe prácticas abusivas en la recuperación y cobro de créditos.
  • La iniciativa busca mejorar la salud financiera de los hogares uruguayos.

Contexto histórico de la ley sobre usura

La Ley 18.212, establecida en 2007, fue un esfuerzo inicial para regular las tasas de interés y la usura en Uruguay. Sin embargo, con el transcurso del tiempo y los cambios en el mercado financiero, se hizo evidente la necesidad de actualizar esta legislación.

La reciente propuesta del diputado Peña del Partido de la Gente, surge como respuesta a un escenario donde las tasas de interés han alcanzado niveles que muchos consideran desproporcionados y perjudiciales, especialmente para los sectores más vulnerables de la población, que tienen que recurrir a instituciones financieras que otorgan préstamos estando en el clearing, como es el caso de Volvé.

El proyecto de ley busca abordar estas preocupaciones recalculando la tasa media bancaria, que es el referente para definir la usura.

Esta tasa ha experimentado un aumento considerable, pasando de un 30% a un 100%. Este incremento ha llevado a que las tasas de usura se calculen sobre este nuevo y elevado porcentaje, afectando severamente a los consumidores, particularmente a aquello que tienen menor capacidad financiera.

Esto no solo afecta su perfil crediticio, sino también la posibilidad de acceder a servicios básicos, como lo es la garantía de alquiler.

Cambios propuestos en la ley

La iniciativa legislativa presenta varios cambios importantes. Uno de los más destacados es la reducción de la tasa media para créditos al consumo sin retención de haberes del actual 55% al 35%.

Para el caso de los créditos menores a 10.000 unidades indexadas, el proyecto propone una disminución inmediata en el tope de usura de más de 50 puntos porcentuales respecto al límite actualmente vigente.

Otro aspecto relevante de la propuesta es la prohibición de ciertas prácticas abusivas por parte de empresas encargadas de la recuperación y el cobro de créditos.

Entre estas prácticas, se busca proteger a los usuarios de la información engañosa, así como la restricción de las llamadas constantes.

Impacto social y económico del proyecto

El proyecto de ley tiene el potencial de influir significativamente en la salud financiera de los hogares uruguayos y en los niveles de endeudamiento de las personas.

La aprobación de esta ley podría ofrecer un alivio sustancial a aquellos ciudadanos que actualmente enfrentan tasas de interés exorbitantes, especialmente a los catalogados como deudores irrecuperables.

La iniciativa también busca atender las preocupaciones expresadas por distintos sectores políticos, incluyendo a Cabildo Abierto, que califica el proyecto como un «cambio mínimo» pero necesario.

Comentarios