Finanzas personales

Diferencias entre una caja de ahorro y una cuenta corriente en Uruguay

Diferencias entre una caja de ahorro y una cuenta corriente.

Una duda frecuente al momento de enfrentarse a la necesidad de abrir una cuenta bancaria, es el tipo de cuenta: ¿Una caja de ahorro o una cuenta corriente? ¿Cuáles son las diferencias entre ellas? ¿Cuál conviene más?

En este artículo responderemos esas y otras interrogantes, analizando las diferencias y características para que puedas tomar una decisión informada al momento de crear una cuenta bancaria en Uruguay.

Tabla de contenidos

¿Cuál es la diferencia entre la cuenta corriente y la caja de ahorro?

Antes de enumerar las diferencias, comenzamos por lo que tienen en común: ambas son un producto financiero del tipo cuenta, otorgados por las instituciones bancarias (y también por algunas Cooperativas de Ahorro y Crédito), que pueden ser utilizadas tanto por las personas físicas, como las jurídicas (empresas).

Son herramientas que sirven para gestionar tus finanzas personales. Ya sea para ahorrar o operar de forma diaria con tu dinero.

Tanto la caja de ahorro como la cuenta corriente, son contratos consensuados; esto quiere decir que es un acuerdo realizado entre la institución bancaria y el cliente, en donde se establecen las responsabilidades y obligaciones de ambas partes.

Infografía: caja de ahorro y cuenta corriente como contrato consensuado.

En algunos casos, ambos tipos de cuentas pueden tener una duración indefinida, cuyo fin queda dado por la cancelación (previo aviso) de una de las partes involucradas (el cliente o el Banco).

Algunas instituciones bancarias generar servicios "satélites" alrededor de las cuentas bancarias, por ejemplo: la posibilidad de asociar tarjetas a las cuentas.

🤚 Sabias que: En Uruguay, todos los Bancos ofrecen ambos tipos de cuenta: el BROU, Itaú, Santander, BANDES, HSBC y Scotiabank, por nombrar solo a los actores principales.

Pero... ahí se terminan las similitudes.

Las cajas de ahorro como las cuentas corrientes tienen sus características propias, pensadas para ser utilizadas en escenarios diferentes, como veremos a continuación.

¿Qué es y para que sirve una cuenta corriente?

La definición más técnica que encontramos, se encuentra en el Manual práctico de productos financierios del BBVA, en donde nos dicen que la cuenta corrientes es un:

"... contrato mercantil de comisión en virtud del cual el cliente bancario ordena al banco que realice cobros y pagos por cuenta del propio cliente y se configura como el soporte contable de aquellas operaciones bancarias en que los contratantes (el banco y el cliente) acuerdan reflejar los créditos y deudas recíprocos y liquidarlos mediante un sistema de compensación automática y continuada."

Más allá de los tecnicismos, podemos decir que las cuentas corrientes son utilizadas para:

  • Emitir cheques bancarios.

  • Realizar giros en descubierto.

  • No andar con grandes sumas de dinero en efectivo para mitigar problemas de seguridad.

  • Administrar el dinero.

Las cuentas corrientes permiten financiar transacciones sin necesidad de disponer de fondos en la cuenta. Esto es un crédito, por lo tanto, se cobran intereses y se establecen montos máximos en función del perfil crediticio del cliente.

La cuenta corriente permite la utilización de los cajeros automáticos para hacer retiros o depósitos.

También se pueden utilizar los sistema de banca en línea, vía los diferentes medios  que desarrollan los Bancos para gestionar los fondos de la cuenta, por ejemplo: aplicaciones móviles o plataformas web, como es el caso del eBROU.

Las Letras de Cambio suelen ser otros de los productos financieros que se pueden asociar a las cuentas corrientes.

¿Se pueden tener tarjetas asociadas a una cuenta corriente?

En general, los Bancos permiten asociar tanto tarjetas de crédito como de débito con una cuenta corriente.

¿Quién puede tener una cuenta corriente?

La cuenta corriente puede tener una persona física o jurídica (una empresa) como titular.

¿Tiene costo abrir una cuenta corriente?

Sí. La apertura de una cuenta corriente tiene un costo asociado, así como también se cobran comisiones por el mantenimiento de la cuenta.

¿Qué es una caja de ahorro?

Como su nombre lo indica, este es un tipo de cuenta bancaria pensada para ahorrar, hacer retiros, depósitos, transferencias, entre otras operaciones de índoles financieras.

No todas las cajas de ahorro generar intereses a favor del cliente. La mayoría de los Bancos simplemente permiten depositar los fondos en la caja de ahorro y ofrecen servicios asociados, como ser:

  • Poder utilizar los cajeros para retirar dinero en efectivo de la caja de ahorro.

  • Utilizar Letras de Cambio para hacer retiros de la cuenta.

  • Tarjetas de débito asociadas a la caja de ahorro.

  • Gestión de la cuenta a través de las plataformas de banca online.

¿En que moneda se puede ahorrar?

Las monedas aceptadas depende del Banco. En Uruguay, los más frecuente es que acepten las siguientes monedas:

¿Tiene un costo abrir y mantener una caja de ahorro?

Los costos asociados a una caja de ahorro suelen estar dados en función de la cantidad de movimientos que se realizan con la cuenta.

Un movimiento es todo depósito, retiro y transferencia que se hagan con la cuenta. Si se supera el límite establecido en el contrato, genera cargos (generalmente expresados en Unidades Indexadas).

También se suelen aplicar cargos por comisiones, tanto de administración como por cancelación anticipada.

¿Es lo mismo una caja de ahorro que una cuenta sueldo?

Si bien técnicamente una cuenta sueldo es una caja de ahorro, la primera tiene un objetivo especifico, a saber: depositar los honorarios, beneficios sociales, pasividades y sueldos, entre otras prestaciones.

Infografía: diferencias entre cuenta corriente y caja de ahorro.

¿Qué banco es mejor para abrir una cuenta corriente o caja de ahorro en Uruguay?

En nuestro país todos los Bancos ofrecen ambos tipos de cuentas. Esto ocasiona que sea un mercado en donde existe mucha competencia, por lo cual, cada una de las instituciones bancarías tratan de ofrecer componentes diferenciadores en su propuestas con el objetivo de superar a la competencia.

En Expertiza hemos analizado varias propuestas, tanto de cuenta corriente como de caja de ahorro. Podes acceder a los análisis para ver la opción que se ajusta más a tus necesidades:

¿Qué tipo de cuenta conviene?

Eso depende el uso que le quieras dar a la cuenta.

Si sos un comerciante y necesitas trabajar con cheque, Letras de Cambio, y giros en descubierto, entonces una cuenta corriente es la mejor opción.

Además, te permite operar sin tener fondos a cambio del pago de una tasa de interés; una de las principales ventajas que ofrece este producto financiero.

Si necesitas la cuenta para uso personal, entonces la caja de ahorro te de la posibilidad de realizar las operaciones más comunes, como ser: asociar una tarjeta de débito a la cuenta y hacer retiros en cajeros automáticos, entre otras actividades.

Por otro lado, hay ocasiones en donde tener una cuenta es un requerimiento, por ejemplo: para acceder a préstamos estando en el Clearing, sacar créditos empresariales, o pagar servicios a través de transferencias bancarias.

El contenido de este artículo se encuentra bajo el siguiente descargo de responsabilidad.